La vida es bella para Roberto Benigni

Autor: 1
Comparte este artículo
Cumplidos recientemente los 57 años, Benigni se encuentra en un periodo de descanso tras la fama que consiguió con La vida es bella.

Benigni


Nació en la población italiana de Castiglion Fiorentino, en la bella región de la Toscana (siempre presente en el cine) hace 57 años y es sin duda, una de las grandes personalidades del cine actual.

No tiene una filmografía extensa, tan solo aparecen 16 películas entre actor y director, pero son de lo más variado y siempre con grandes amigos a la vez que actores rodeándolo. Su vida profesional empezó a los 20 años, cuando apareció en el film de Giuseppe Bertolucci, Berlinguer, te quiero.

Con el repetiría en 1979 en el film La luna, aunque antes colaboró como interprete en la película, Busco asilo, dirigida por Marco Ferreri. Después de esta aparición, tardó 6 años en volver, pero lo hizo compartiendo película con Massimo Troisi dirigiendo ambos, Non ci resta che piangere.

Además, como ha ido haciendo en toda su carrera, participó también como actor protagonista al más puro estilo de Woody Allen en algunas de sus películas.

Después de esa película participó en 1986 en Bajo el peso de la ley bajo la dirección de Jim Jarmusch con el que repitió en 1991 en otra película llamada Noche en la tierra y más tarde, en el año 2003 en Coffee and cigarettes. Pero entre medio de las dos primeras, dirigió su primera película en solitario con Soy el pequeño diablo y repitió experiencia con Johnny Palillo además de aparecer en 1988 en La voz de la luna, de Federico Fellini.

En 1993 y 1994 siguió su camino participando en la película de Blake Edwards, El hijo de la pantera rosa, un papel que le venía muy bien a Benigni por su siempre cómica imagen y su saber hacer humorístico frente a las cámaras. Además dirigió el film, El monstruo, que también protagonizó delante de la cámara.

Pero fue en 1997 cuando toda su vida dio un vuelco. Dirigió y protagonizó La vida es bella, una película que retrataba el holocausto nazi de una manera sensible, emotiva y realmente, como su título indica, bella. Con ella se metió al mundo en el bolsillo, ganando el premio del sindicato de actores como mejor actor.

Este mismo premio lo repitió en los BAFTA y en los Oscar. Además, recibió otras tres nominaciones a las estatuillas doradas, mejor director, mejor guión original y mejor película extranjera, ganando este último además del de mejor actor. La imagen de Benigni bajando de silla en silla en lugar de hacerlo por las escaleras ha sido uno de los momentos más recordados de las últimas galas de los premios Oscar.

Después del éxito totalmente inesperado aunque merecido de La vida es bella,  participó en una de las películas de la saga de Astérix en la historia de Astérix y Obélix contra el César, un papel que desempeñó a la perfección.

Pero han sido sus dos últimas películas las que han enamorado al público que había conseguido captar con La vida es bella. Ninguna de ellas ha repetido aquel éxito, pero las tiernas y emocionantes historias que recrean hacen volver a la fantasía de los años infantiles a la gente que las vea.

Primero creó una adaptación del cuento popular Pinocho, de Carlo Collodi, en el que interpretó al mismísimo Pinocho y en el que demostró una vez más su capacidad de abstracción del mundo real hacia un mundo de total fantasía. Y ya en 2005 llegó El tigre y la nieve, una preciosa historia de amor en la que la imaginación volvía a jugar un papel de extrema importancia.

Comparado por su manera de dirigir con Woody Allen y por sus actuaciones con Charles Chaplin o Buster Keaton, Roberto Benigni se ha ganado con creces tener su nombre escrito en letras de oro en la historia del séptimo arte. Con muchos años por delante para deleitarnos de nuevo, ya esperamos su siguiente fantasía creativa para poder disfrutar de nuevo con él.

Imagen | Wikipedia

Por:
Etiquetas:
Categorías: Actores, Directores, General, Historia del cine


1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    Umbrella

    Hola recuerdo la peli la vida es bella
    la vi hace casi 8 años atras y la considero una de las 3 mejores que he visto en toda mi vida agradesco al autor por haberle regalado a la humanidad una peli haci.