Las películas más violentas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Ya sea buscando el morbo o el terror, la violencia siempre ha servido a la gran pantalla como excusa para llamar la atención del espectador, ya que nos ofrece imágenes impactantes difíciles de olvidar. Hay producciones que han pasado a la historia por este tipo de contenido, entre las que destacan:

la masacre de texas

Un ejemplo es el clásico de Kubrick “La naranja mecánica” (1971). La historia trata sobre un joven extremadamente agresivo que se somete a un proceso experimental para liberarse de su “adicción” a la violencia. La película está repleta de duras escenas en las que se muestran violaciones, palizas y asesinatos. Sin necesidad de incluir imágenes de vísceras, sangre o mutilaciones, “La naranja mecánica” ha pasado a la historia como un clásico de la violencia y el terror psicológico. Otro clásico de terror es “La matanza de Texas” (1974), cuyo éxito daría lugar a tres secuelas y un remake en 2003. La primera entrega de la saga cuenta cómo cinco adolescentes se dirigen al cementerio para visitar la tumba del abuelo de dos de ellos. Allí conocen a una familia de caníbales que les hará vivir la peor de sus pesadillas. Debido a las imágenes de extrema violencia, la película fue prohibida en varios países como Australia o el Reino Unido. En la década de los setenta también encontramos “Carrie” (1976), dirigida por Brian De Palma y basada en la novela homónima de Stephen King. La protagonista es Carrie White, una introvertida adolescente que sufre constantemente las humillaciones de sus compañeros de instituto y los castigos de su madre. Carrie pierde el control de sus poderes telequinéticos en el baile de graduación, asesinando a la mayoría de los presentes. En 1999 se estrenó su secuela, “Carrie 2: la ira”, y en 2002 se realizó un remake para televisión.

saw

El cine de Quentin Tarantino se caracteriza por la agresividad de sus imágenes. Su debut, “Reservoir dogs” (1992), es probablemente el largometraje más crudo de su filmografía. No incluye demasiada violencia explícita, pero logra sobrecoger al espectador insinuando agresiones que no llegan a verse nítidamente en el film. La violencia en “Reservoir dogs” es la consecuencia inevitable del hilo argumental de la historia, en la que una banda de ladrones analizan los errores de un atraco frustrado, que tiene como consecuencia muertes y heridos. En 2004 encontramos la famosa serie “Saw”, en la que prima el morbo y lo gore. El fenómeno “Saw” se extiende hasta siete entregas de vísceras, mutilaciones y juegos macabros en los que un psicópata apodado “Puzzle” tortura a las personas que no valoran su propia vida. Es famosa la polémica que “Saw VI” creó en España, donde se le otorgó la calificación X. Aproximadamente un año después de su estreno se la calificaría como “No recomendada para menores de 18 años”, pudiendo así ser exhibida en todos los cines del país. Actualmente se habla de la realización de una octava entrega.

REC

“Hostel” (2005), con la participación de Tarantino como productor, es una de las producciones de terror más escalofriantes de los últimos años. Cuenta cómo dos jóvenes norteamericanos recorren Europa y entran en un albergue eslovaco para conocer mujeres bellas. Pero acaban encontrando un fin trágico y sangriento. La brutalidad de la cinta provocó su censura en algunos países, pero la buena acogida en taquilla dio lugar a dos entregas más. Un año después se estrenaba “Las colinas tienen ojos”, la historia de una familia norteamericana que es torturada por unos mutantes en el desierto de México. Definida por los críticos como “salvajada” (José Manuel Cuéllar: Diario ABC) y “festín de porquerías” (Claudia Puig: USA Today), se trata de una cinta que sólo puede llegar a agradar a los amantes del gore más macabro. El cine español también ha querido unirse a este género con “[REC]” (2007), un éxito que cuenta con dos secuelas (la última con estreno en 2012). En “[REC]” una joven reportera y su cámara deben enfrentarse a los vecinos de un edificio infectados con un extraño virus que los hace convertirse en salvajes asesinos.

Las escenas de extrema violencia suelen causar polémica entre el público y la crítica, pero está claro que también es un recurso que vende y gusta a un amplio sector de los espectadores. Es por esto que a pesar de las críticas y las censuras, la violencia en el cine nunca pasará de moda.

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario