Crítica "Resacon 2, ¡Ahora en Tailandia!": risas sin tregua

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Ya está en los cines “Resacon 2: ¡Ahora en Tailandia!”, uno de los estrenos más esperados del verano, que supone el regreso del grupo de solteros más gamberro en un nuevo viaje en esta ocasión a la bella y exótica Tailandia. Como en toda secuela pierde parte del factor sorpresa, pero resulta indiferente cuando nos damos cuenta que no solo mantiene el nivel de la primera entrega, sino que incluso lo supera con nuevas y delirantes ocurrencias que nos harán reír a carcajadas.

Resacon-2-cartel< /p>

En la dirección repite Todd Phillips, que con tan solo 40 años se ha convertido ya en uno de los maestros de la comedia más bruta y irreverente. Repitiendo el esquema y los principales elementos que convirtieron a la primera película en todo un éxito de crítica y público, logra de nuevo una película enormemente divertida, que no deja momento para el respiro. Podríamos decir que es más de lo mismo, pero aún mejor, y eso nos gusta mucho, ya que siempre se agradece acudir al cine con la única pretensión de reír sin parar. Y eso lo consigue sobradamente con unas situaciones aún más gamberras y descerebradas que las que vimos en la primera.

De nuevo, todo el peso de la película recae sobre este grupo tan peculiar de solteros que protagonizan Bradley Cooper (“Expediente 39”, “El Equipo A, “Sin límites”), Ed Helms (“The Office”), Zach Galifianakis (“Algo pasa en Las Vegas”, “Salidos de cuentas”) y Justin Bartha (“La búsqueda”, “Novia por contrato”). Los cuatro actores están brillantes en su cometido de hacernos reír a carcajadas y demuestran tener una gran complicidad. La película se convierte en un sucesión de situaciones absurdas, hilarantes y muy gamberras, en las que los actores se encuentran como pez en el agua.



En “Resacón 2, ¡Ahora en Tailandia!”, Phil (Bradley Cooper), Stu (Ed Helms), Alan (Zach Galifianakis) y Doug (Justin Bartha) viajan a la éxotica Tailandia para asistir a la boda de Stu. Después de la inolvidable despedida de soltero en Las Vegas, Stu no quiere asumir ningún riesgo y ha decidido ofrecer un brunch tranquilo y contenido antes de la boda. No obstante, las cosas no siempre salen como está previsto. Quizás lo que ocurre en Las Vegas se queda en Las Vegas, pero uno ni siquiera puede imaginar lo que sucederá en Bangkok.

Temíamos que esta segunda parte no alcanzará el nivel que mostró la primera entrega, pero las dudas quedan disipadas en cuanto comienza la película, y ya no para de hacernos reír hasta los divertidísimos créditos finales. Esta “Resacón 2” volverá de nuevo a ser un éxito en taquilla, ya que resulta una explosión de diversión y encantará a todos los amantes de la comedia, sobre todo en su vertiente más salvaje. Una de las mejores opciones del verano.



0 Comentarios Enviar un comentario