>Cosas del Cine

Actores que se convirtieron en grandes directores

Autor: Comentar
Comparte este artículo
En el cine se da la particularidad de que existen actores que tuvieron o no una destacada labor y que luego se pusieron detrás de cámara y les fue mucho mejor. Aquí les dejamos un listado de actores que se convirtieron en grandes directores:

Ben_Affleck

Ben Affleck: Si bien sólo dirigió una película, Gone Baby Gone, su trabajo como cineasta es muchísimo más respetable que el que tuvo (tiene, en realidad) de actor, donde ha tenido labores más que nefastas.

Jon Favreau: No es que sea un mal actor, pero siempre tuvo un perfil demasiado avocado al sector de comedias trilladas. Sin embargo como director se ha ganado un muy merecido reconocimiento, sobre todo gracias a la espectacular franquicia de Iron Man.

Kevin Costner: Un gran actor que desbarrancó con el tiempo. Pero como director ha destacado y se volvió muy respetado en el ambiente. En Danza con Lobos ganó el Oscar a Mejor Director y Mejor película.

Peter Berg: Seguro que nadie podrá nombrar tres películas en las que haya actuado. Pero más allá de una carrera de actor sin brillo, se ha ganado un buen lugar como cineasta dedicado al género de acción.
Ron Howard: Es muy común que las películas que dirige reciban frecuentemente nominaciones a premios de la Academia. Sin embargo, detrás de este gran director está la sombra de un actor con pocas luces, recordado vagamente por su papel en Happy Days.

Sophia Coppola: Una de las grandes cineastas mujeres. Su carrera en la actuación no prosperó por falta de talento, sino por desinterés. Nunca tuvo el amor suficiente como para colocarse frente a las cámaras.

Mel Gibson: Con él pasan cosas extremas. O lo amas completamente o lo detestas sin piedad. Tuvo grandes papeles actorales y muchos deslices, pero nadie le puede negar una gran visión para estar detrás de las cámaras.

Rob Reiner: Su carrera como actor es casi desconocida. Sólo participó en algunos programas de televisión, hasta que encontró su mejor perfil como cineasta.

Nick Cassavetes: Al igual que su padre, John, se destaca como un gran realizador, sobre todo en el marco del género independiente. Como actor, nunca pasó más allá de algunas películas de acción y suspenso de poca monta.

Spike Jonze: Su experiencia actoral fue demasiado corta como para calificarla como buena o mala. Nos reímos mucho con su papel de soldado campesino en Tres Reyes, pero su verdadera pasión está detrás de cámara.

Quentin Tarantino: La sobreactuación en su máxima expresión. Y lo peor de todo es que piensa que lo hace bien cuando está frente a las cámaras. Pero todo lo malo que tiene como actor lo compensa con su maestría para la dirección y el guión.

Penny Marshall: Como directora de cine hay que catalogarla de genia, pero como actriz nunca se pudo consolidar.

Clint Eastwood: Uno de los poquísimos casos en los que se puede hablar de gran actor y excelente director. Si bien durante la etapa actoral quedó muy encajonado en el papel de hombre duro, sus interpretaciones en westerns y policiales son históricas. Y detrás de cámaras hay que quitarse el sombrero y hacer una reverencia porque es sinónimo de genialidad.

Imagen de wikipedia



0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar