Sinopsis: La vergüenza

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La vergüenza está protagonizada por Alberto San Juan y Natalia Mateo. La película  habla de la historia de Pepe y Lucía, una pareja que adoptó un año antes a un niño, Manu, con el que no consiguen hacerse. Ante esta situación, deciden poner una solución drástica: devolverlo.

laverguenza-cartel

Sobre La vergüenza

Todo empieza una mañana en la que la pareja de jóvenes treintañeros que hasta entonces vivían tranquilamente llaman a Jimena, la trabajadora social, para comunicarle que quieren devolver a Manu, el niño peruano de ocho años al que habían adoptado.
Partiendo de este acontecimiento, la película nos habla de las dudas, los sentimientos encontrados y las heridas de la pareja, que está avergonzada por su actuación. Partiendo de la relación con el hijo, lo que se aborda como tema de fondo es la reflexión sobre la vida en pareja.

Antes de poder ser padres, tienen que saber ser una pareja. Pero antes de llegar a esta conclusión, los jóvenes tendrán que atravesar muchas etapas: la soledad, la ansiedad frente a la posibilidad de la separación, los celos, las dudas…
La vergüenza mezcla el drama con el humor, con momentos de una ternura conmovedora.

Las adopciones conflictivas, una realidad

El tema de la adopción es una realidad consolidada en España, el segundo país del mundo en número de adopciones. Aunque también es un hecho que hay algunas que no funcionan bien por unos u otros motivos. Se llaman adopciones truncadas, y constituyen el 10%del total.

La situación de Pepe y Lucía es complicada, ya que a pesar de que conocían el hecho de que Manu era un chico conflictivo, estaban seguros que con su amor y sus ganas de hacerlo bien conseguirían solucionar las cosas.

Pero de repente se enfrentan a la realidad, que es todo lo contrario. Manu no acepta las normas y a veces da hasta miedo. Lo que al principio eran simplemente situaciones incómodas termina en agresiones a sus padres, a la mujer que lo cuida e incluso a sí mismo. Manu agota a Pepe y a Lucía física y mentalmente, por lo que la decisión de devolver al niño les hace hablar durante horas, reflexionar, dudar… Hasta que finalmente toman la decisión.

Aunque claro, los planes no siempre salen como uno los había pensado.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacado


0 Comentarios Enviar un comentario