>Cosas del Cine

Regalar cine clasico en Navidad

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Ya sobres las fechas navideñas, debemos pensar regalos para nuestros familiares. Hoy les daremos una opción para regalarle a aquellas personas mas adultas, que fueron testigos del buen cine clásico y que quieren volver a revivir aquellos buenos momentos.

2108345192_9ccc5715ee (1)

Les mostraremos distintas opciones para que puedan elegir la mas conveniente:

“De aquí a la eternidad”

Director: Fred Zinnemann

El soldado Prewitt es un antiguo boxeador al que manejan tanto sus superiores como sus propios compañeros. Su amigo Maggio intenta ayudarle, pero también debe ocuparse de sus propios problemas. Mientras tanto, el sargento Warden y la mujer de un comandante, Karen Holmes, pisan terreno peligroso al vivir una historia de amor ilícita. Pero las vidas de todos cambiarán cuando en ellas se cruce el ataque japonés sobre Pearl Harbor. Un clásico ganador de 8 Oscars, y que se encuentra entre lo mejor del nunca considerado Fred Zinnemann. En nuestro país tuvo problemas de censura, debido a su antimilitarismo.

“Adivina quién viene esta noche”

Director: Stanley Kramer

Joanna, la hija de un prestigioso editor y su elegante esposa, llega a casa con su prometido, un distinguido médico y doctor. Christina acepta la decisión de su hija de casarse, pero Matthew y la familia de John no son capaces de evitar los prejuicios sociales que supone la relación. Toda una apología de la familia, el amor, y sobre todo la educación, fue la última película que protagonizó el gran Spencer Tracy, tanto de su carrera como al lado del amor de su vida, Katharine Hepburn. Con momentos muy emotivos, es una buena elección para estas fechas en las que la familia se une.

“Recuerdo de una noche”

Director: Mitchell Leisen

Justo antes de Navidad la joven Lee Leander es arrestada por robo de joyas y es procesada por el fiscal John Sargent, pero el juicio se pospone hasta después de Navidad. Sargent acaba sintiendo pena por ella y decide llevarla en coche hasta la casa de su madre. Después de pasar un tiempo juntos, se enamoran, pero les surge un nuevo problema, como solventar el problema con la justicia de Lee. Idónea para estas fechas, pues está ambientada en época navideña, a lo que hay que sumar la gran sensibilidad de Leisen —sobre el que Billy Wilder echaba pestes muy erróneamente— para narrar historias. Ésta, que navega entre la comedia y el drama, posee un guión del gran Preston Sturges.

“Con faldas y a lo loco”

Director: Billy Wilder

Ambientada en los años de la Ley Seca en Chicago, ‘Con faldas y a lo loco’ cuenta la historia de dos músicos que accidentalmente presencian un enfrentamiento entre gangsters. Para huir de esta situación y del jefe de la banda de gangsters que inicia su persecución, Spats Colombo, se verán obligados a disfrazarse de mujeres y unirse a una banda de música femenina cuya cantante es la sexy Sugar Kane. No haber visto esta película es simple y llanamente pecado mortal ya no sólo para cualquier cinéfilo, sino para cualquier ser humano al que le guste reírse. Con uno de los finales más impactantes y delirantes que se hayan visto —“nadie es perfecto“— es una buena ocasión para regalarla a quellos cuya alma peligra de quemarse en el fuego eterno. Perdonen el ramalazo religioso, es que ayer mantuve una larga conversación/discusión con un creyente.

“Té y simpatía”

Director: Vincente Minnelli

Casada con Bill Reynolds el director de un colegio de Nueva Inglaterra, Laura Reynolds le ofrece a los chicos todo lo que se espera de la esposa de un maestro: té y simpatía. Pero cuando Laura descubre la tremenda injusticia que ha recaído sobre el estudiante, le ofrecerá mucho más que eso: su comprensión y amor. Una de las grandes historias de amor, llevada a cabo por un sensible Minelli, que se atrevía con una trama de connotaciones homosexuales, y con una Kerr brillando a gran altura, como siempre.

“El placer”

Director: Max Ophüls

El placer visto a través de tres historias. La primera, La máscara, cuenta la historia de un hombre que oculta su edad bajo una máscara para mantener su estatus en el juego y con las mujeres: el placer y la juventud. La segunda, La casa Tellier, narra el viaje al campo de Madame Tellier y sus pupilas para asistir a la comunión de su sobrino: el placer y la pureza. El último relato, La modelo, versa acerca de Jean, un pintor que se enamora locamente de su modelo: el placer y la muerte. Fascinante estudio sobre el placer humano de mano del director más elegante de todos los tiempos, Max Ophüls. La mejor película de varias historias que se haya hecho.

Imagen: SqueakyMarmot



0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar