>Cosas del Cine

Mitos del Musical: Fred Astaire

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Fred_Astaire

Fred Astaire, junto a su hermana Adele, en 1921

Fred Astaire es considerado la mayor estrella del cine musical de toda la historia, y no es de extrañar, pues en sus más de setenta y cinco años de carrera como actor, bailarín, cantante y coreógrafo participó en un total de 31 películas, algunas de las cuales permitieron redefinir totalmente el género.

Nacido en los Estados Unidos en 1899 bajo el nombre de Frederick Austerlitz, su carrera se inició en paralelo a los orígenes del cine, comenzando como actor de vodevil, género en el que tuvo varios éxitos como Over the top, obra de 1917.

Ya en los años veinte Fred triunfó junto a su hermana, Adele Astaire, actuando en diversas obras teatrales de todo el mundo, con espectáculos como Lady Be Good ó Funny Face. Sin embargo en 1932 ambos hermanos decidieron separarse, dado que Adele contrayó matrimonio con el hijo del Duque de Devonshire.

Fred Astaire continuó entonces su carrera musical en solitario triunfando en varias obras de Broadway, lo que favoreció que diversos estudios le realizaran ofertas para adentrarse en el mundo del cine.

Aunque las pruebas que realizó para la RKO fueron todo un fracaso, finalmente la compañía decidió contratarle. Para su primera película fue cedido al estudio MGM, con quién rodó el exitoso musical Alma bailarina en 1933.

Tras ello volvió a RKO y comenzó a colaborar con quien sería su gran pareja artística: Ginger Rogers. En ese mismo año se lanzó Volando a Río, primera película con la pareja juntos en escena, todo un éxito de crítica y público.

En total Fred Astaire y Ginger Rogers participaron en 10 musicales para el cine, que fueron claves para consolidar el baile como un elemento clave de este género en Hollywood. De su participación surgieron algunas de las mejores películas de los años 30, como La alegre divorciada (adaptación de una obra de teatro de Astaire), Sombrero de copa o Ritmo loco.


https://www.youtube.com/watch?v=ipOfF-eZPkQ

Versión original de la canción “They can´t take that away from me”, de la película Ritmo Loco

Pese a que posteriores parejas de baile de Fred Astaire tenían una mejor técnica de baile que la de Ginger Rogers, el estilo y talento de esta suplía todas sus carencias. El dúo formado entre ambos irradiaba una magia especial, pues su química no pudo ser igualada por ninguna otra pareja.

Sin embargo Fred Astaire no quería que se les encasillase, por lo que a partir de 1939 abandonó la RKO para comenzar su carrera de manera autónoma, realizando películas junto a grandes estrellas. Así, entre otros, formó dúos con Bing Crosby (Cielo Azul), Eleanor Powell (La nueva melodía de Broadway) o Rita Hayworth (Bailando nace el amor).

Pese a anunciar su retirada en 1946, Fred Astaire volvió a la gran pantalla para reemplazar al lesionado Gene Kelly en Desfile de pascua. Tras este retorno participó en varias películas de la década de los cincuenta, como La bella de Moscú o Una cara con Ángel, acompañado en éste última de Audrey Hepburn.

Pero posteriormente Astaire decidió dejar de lado el mundo del cine para centrarse en su carrera teatral, que compaginó con varios musicales especiales para televisión, gracias a los que obtuvo cuatro premios Emmy. Su último musical de gran producción fue El valle del arco iris, en el que compartió cartel con Petula Clark bajo las órdenes de Francis Ford Coppola, aunque desafortunadamente resultó ser todo un fracaso en taquilla.

Ya en los años setenta, y pese a su avanzada edad, Fred Astaire participó en algunas películas, como El coloso en llamas, por la que incluso obtuvo una nominación al Oscar como mejor actor de reparto. Su última aparición en el cine fue en el film de terror Historia Macabra, fechado en 1981, que a su vez también sería la última interpretación del gran actor Douglas Fairbanks Jr.

A lo largo de su carrera Fred Astaire demostró ser todo un virtuoso del baile, con un gran control técnico y sentido del ritmo. Elegante, original y preciso, sus coreografías estaban influenciadas por una gran variedad de estilos. Era, además, todo un perfeccionista, por lo que daba gran importancia a los ensayos antes de cada toma.



La famosa escena del baile en el techo, de la película Bodas reales

En sus películas era una constante la presencia de dos aspectos técnicos: por un lado, los escasos movimientos de cámara, pues Astaire prefería los planos fijos en los que se encuadrase a todos los personajes, y por otro, su insistencia en que todos los números musicales estuvieran incluidos en el film de forma fluida.

Finalmente Fred Astaire murió en 1987 a causa de una neumonía, aunque su larga carrera le valió el reconocimiento de la industria, que le otorgó numerosísimos premios tanto por su faceta teatral como en la cinematográfica.

No es de extrañar, por tanto, que incluso haya sido nombrado la quinta mayor estrella masculina de todos los tiempos por el American Film Institute.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Actores, Historia del cine


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar