>Cosas del Cine

Mitos de la Comedia: Monty Python

Autor: Comentar
Comparte este artículo

montypython

Los componentes del grupo Monty Python

En 1969 se emitía en la BBC el primer episodio de la serie televisiva Monty Python´s Flying Circus, que llevaría a la fama a este grupo cómico inglés. Empleando todo tipo de surrealistas números cómicos, basados en el absurdo, los Monty Python tan sólo llegaron a realizar cuatro películas, aunque fue suficiente para lograr crear algunas de las mejores comedias de la historia del cine. Hoy pretendemos mostraros un poco más del maravilloso mundo de estos genios del humor.


Formado por Graham Chapman, John Cleese, Terry Gilliam, Eric Idle, Terry Jones y Michael Palin, el grupo Monty Python se creó prácticamente por casualidad. Todo comenzó cuando a Cleese y Chapman por un lado, y al resto de componentes por otro, se les ofreció la posibilidad de realizar un programa de televisión. Cleese no se mostraba muy favorable a realizar un dúo con Chapman, por lo que invitó a Eric Idle, con quien ya había trabajado en el pasado, a que se les uniera. Idle aceptó, llevándose consigo al resto de componentes. Puede decirse, por tanto, que la creación del grupo se produjo gracias al interés de Cleese por trabajar con Chapman, y que las circunstancias hicieron el resto.

Se creó entonces el grupo Monty Python, un grupo cómico con una filosofía de trabajo muy diferente a casi todo lo visto hasta entonces. Decidieron no encorsetar sus números cómicos bajo la fórmula tradicional, basada en una broma final que rematase la gracia, sino que en muchas ocasiones el número simplemente se quedaba a la mitad. Ese toque irreverente y anárquico fue una de las claves de su éxito en un primer momento, siendo todo un soplo de aire fresco para la comedia.

Todos los componentes participaban tanto en el proceso de escritura de los guiones como en su representación, lo que dio lugar a una gran variedad de ideas y proyectos. También las animaciones de Terry Gilliam con su característico tono fantasioso y surrealista, así como el uso habitual de canciones en sus números ayudaron a darle al grupo un estilo propio perfectamente definido.



“The Ministry of Silly Walks”, uno de los gags más memorables del grupo

Gracias al éxito tanto de crítica como de público logrado con su programa televisivo, los Monty Python decidieron dar el salto a la gran pantalla. Su primer largometraje, Se armó la gorda (And now for something completely different) no era sino una recopilación de sus mejores números grabados de nuevo. Su intención era la de darse a conocer en América, aunque la película no tuvo el efecto deseado. Fue, sin embargo, todo un éxito en el Reino Unido.

El momento clave para su proyección internacional fue el comienzo de la emisión en 1975 de su programa en los Estados Unidos, convirtiéndoles definitivamente en un grupo de culto.

Es en ese año cuando el grupo crea su primera película con material totalmente nuevo: Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (Monty Python and the Holy Grail). Visión cómica y mordaz de la leyenda artúrica, la película constituye una sucesión constante de gags disparatados y surrealistas, con un final realmente inesperado.

El escaso presupuesto, proveniente en su mayoría de la inversión hecha por grupos de rock como Led Zeppelin o Pink Floyd, obligó a rodar la película en tan sólo un mes. Sin embargo la falta de medios no impidió que los Monty Python hicieran de la película todo un clásico: un ejemplo de ello es el hecho de que, debido a la imposibilidad de alquilar caballos reales para el film, los caballeros aparecieran en pantalla junto a sus escuderos, que entrechocaban dos cocos entre sí para imitar el sonido de los animales. Esta original idea se convirtió en una de las muchas señas de identidad de la película.

Y es que en Los caballeros de la mesa cuadrada se presentan personajes inolvidables como el caballero negro, el conejo asesino, los soldados franceses o los propios caballeros. Además muchas de sus escenas, como la del cruce del puente, el descubrimiento de la bruja o las discusiones sobre el vuelo de las golondrinas, alcanzan un grado de humor absurdo y delirante difícilmente superable por cualquier producción de hoy en día.


https://www.youtube.com/watch?v=OVdIAw2v2lo

Escena del puente, en “Los caballeros de la mesa cuadrada”

Debido al éxito de la película, y pese a haber dejado el Monty Python´s Flying Circus en 1975, los componentes del grupo decidieron probar de nuevo en la gran pantalla. Comenzaron así en 1979 el rodaje de La vida de Brian (Monty Python´s Life of Brian), siguiendo una línea similar a su anterior película, pero esta vez ambientada en los tiempos de Jesucristo.

A pesar de no ser creyentes, los Monty Python decidieron no atacar la figura de Jesús, al considerar que era «definitivamente un buen tipo». En su lugar optaron por satirizar la religión organizada, criticando constantemente la hipocresía y credulidad de los seguidores de un supuesto Mesías.

El empresario que originalmente iba a producir la película, Bernard Delfont, decidió abandonar el proyecto poco antes de que éste comenzara, debido al irreverente guión del film. Finalmente el rodaje pudo comenzar gracias a la incorporación de George Harrison, que puso los cinco millones de libras necesarios para su realización.

En esta ocasión optaron por designar a Terry Jones como director, pues la dirección colectiva de Los caballeros de la mesa cuadrada había provocado demasiadas tensiones. Exceptuando a Chapman, encargado de hacer el papel del protagonista, Brian, el resto de los componentes del grupo tuvieron que repartirse un total de cuarenta personajes diferentes.

Aunque el estreno de la película levantó ciertas polémicas con algunos grupos cristianos, especialmente debido a la escena final de los crucificados entonando la ya mítica canción Always look on the bright side of life, lo cierto es que el film logró ser todo un éxito, al menos en los países en que no se prohibió su emisión.

Otras escenas memorables de la película incluyen la lapidación colectiva, las lecciones de latín o el antológico discurso del romano Pijus Magníficus. En conjunto conforman la que para muchos es la mejor comedia de la historia.


https://www.youtube.com/watch?v=-tauoxUGIX4&mode=related&search=

Escena de los disidentes, en “La vida de Brian”

La última película de los Monty Python fue El sentido de la vida (Monty Python´s The Meaning Of Life). Rodada en 1983, posee una estructura mucho más cercana a la de Monty Python´s Flying Circus. En ella se representa, a través de diversos números cómicos, las diferentes fases de la vida de una persona desde la concepción hasta la muerte.

Se trata del trabajo más polémico y oscuro de la carrera del grupo cómico. Recurriendo constantemente al musical, y a través de un humor negro muy marcado, dieron lugar a una película cuanto menos aceptable, pero muy alejada de la calidad de sus predecesoras. A pesar de lograr un considerable éxito de crítica y público, éste fue el último proyecto en que los Monty Python trabajaron juntos.

Comenzaron entonces sus carreras en solitario con resultados dispares. Cabe destacar tanto el éxito logrado tanto por John Cleese como guionista de series y películas (Fawlty Towers, Un pez llamado Wanda) como el de Terry Gilliam, que ha llegado a convertirse en un director de renombre (Brazil, El rey pescador o Doce monos).

Pese a las décadas transcurridas desde su separación, Monty Python sigue siendo todo un referente para el mundo de la comedia, contando con una legión de seguidores entre las generaciones más jóvenes. Su omnipresente sentido del humor está por encima de todo, como quedó demostrado en el funeral por la muerte de Graham Chapman, fallecido en 1989. John Cleese, encargado de realizar su elegía, hizo un discurso memorable, incluyendo frases como la siguiente:

«Pude oírle (a Chapman) ayer por la noche, mientras escribía estas palabras, susurrándome al oído: “Vale, Cleese, estás muy orgulloso de ser la primera persona que dijo “mierda” en la televisión británica. Si este acto es para mí, para empezar, quiero que seas la primera persona que diga “Joder!” en un funeral británico».

Tras su intervención el resto de componentes del grupo, así como otros amigos de Chapman, subieron al altar. En ese momento Eric Idle comenzó a entonar Always look on the bright side of life, concluyendo con un emotivo aplauso en su memoria. Una despedida digna de los Monty Python:



Funeral por Graham Chapman (en inglés)

Para más información:

Citas célebres de los Monty Python

Artículo sobre los Monty Python con enlaces a algunos de sus videos

Python Online, web con información del grupo cómico (Inglés)

Página con noticias sobre los Monty Python (Inglés)

Crea tu propia forma estúpida de andar (Silly Walk) (Inglés)

Por:
Etiquetas:
Categorías: Actores, Historia del cine


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar