Villanos de película

Autor: Comentar
Comparte este artículo
No podemos negar que muchas veces preferimos al malo de la película y nos olvidamos del bueno. Los villanos son la pieza clave en torno a la cual gira el argumento de la mayoría de las historias, y ya sean psicópatas asesinos, monstruos sobrenaturales o divertidos fracasados, acaban fascinándonos con sus acciones maquiavélicas. Aquí os presentamos algunos de los más célebres de la historia del cine:

CruellaDevillepose_jpg< /p>

1. Cruella De Vil (“101 dálmatas”, 1961):
Genial personaje del clásico de Disney, ha sido y siempre será odiada por niños de muchas generaciones. Su enfermiza obsesión por los abrigos de pieles la llevó a un estado tal de locura que secuestró a decenas de cachorros de dálmatas para hacerse un abrigo con su piel. Famosa por tener la mitad de su pelo color blanco, y la otra mitad, negro, la maldad de Cruella es tan sobrecogedora que incluso el dueño de los dálmatas, Roger, se ve inspirado para componer una canción en su honor, en la que la define como “mucho peor que Satanás”. Y es que hay que tener mucha malicia para querer destruir a unos adorables cachorritos de dálmata como los de la película, por lo que se ha ganado el puesto número 1 en este ranking.

Hannibal_Lecter

2. Dr. Hannibal Lecter (“El silencio de los corderos”, 1991):
En junio de 2003 el American Film Institute alzó a Hannibal Lecter como el primero entre los 100 mejores villanos de la historia del cine. Bastaron 16 minutos de presencia en la película para que este sanguinario psicópata se convirtiera en un icono, y para que el actor que lo interpretó, Anthony Hopkins, ganara el Óscar al Mejor Actor en 1991. La gran repercusión de este personaje hizo que se rodaran otras tres películas centradas en él; en sólo una de ellas, “Hannibal, el origen del mal” (2007) el Dr. Lecter no es interpretado por Anthony Hopkins, y fue un gran fracaso. Apodado “Hannibal el Canival”, a lo largo de la saga se afirma que “no existe palabra que lo describa… excepto ‘monstruo’”; y es que es difícil definir a este gran personaje, un erudito psiquiatra, amante de la música clásica y de la “buena comida”.

freddy_krueger_old

3. Freddy Krueger (“Pesadilla en Elm Street”, 1984):
Freddy fue un cruel asesino de niños en vida, y lo sigue siendo después de la muerte. Su peculiar método para asesinar a través de los sueños de sus víctimas dio lugar a una serie de televisión y a una larga saga de 9 películas, la última de ellas estrenada en 2010. Es un personaje carismático a caballo entre lo cómico y lo grotesco, caracterizado por su piel quemada, su viejo sombrero, su jersey a rayas negras y rojas, y por supuesto, su mítico guante con cuchillas incrustadas. Este retorcido asesino ha regalado al cine de terror escalofriantes escenas que siempre serán recordadas.

Chucky-videojuego

4. El muñeco diabólico (“Muñeco diabólico”, 1988):
Chuky se cobró una buena cantidad de víctimas a lo largo de 5 películas, algo que tiene mucho mérito teniendo en cuenta que sólo mide unos pocos centímetros y que es de plástico. El asesino Charles Lee Ray transfirió su alma a un muñeco para poder sobrevivir, ya que la policía le había herido de gravedad. Dicho muñeco acabará siendo el regalo de cumpleaños de Andy, a quien intentará matar para apoderarse de su cuerpo. Veintitrés años después, este terrorífico personaje ha conseguido que todavía nos tiemblen las piernas cada vez que vemos un muñeco pelirrojo.

Doctor_maligno

5. Dr. Maligno (“Austin Powers”):
Sus malvados planes para dominar el mundo siempre resultan un fracaso, pero su incansable insistencia durante tres películas de la saga “Austin Powers” le hace merecedor de entrar en este ranking. Como muchos villanos, tuvo una infancia difícil que él define como “típica”: su padre adoptivo era necrófilo y adicto a la heroína y al alcohol y su madre una prostituta francesa de 15 años. En verano acudía a cursillos de zoofilia y cuando cumplió los 12, se enamoró de una oveja. “Lo normal en los niños de hoy en día”, tal y como explica él mismo. Su meta en la vida es acabar con su archienemigo, el espía Austin Powers, quien siempre trunca sus planes. Para ayudarle cuenta con un equipo de esbirros entre los que destaca su pequeño clon Mini-Yo, cuyo tamaño es una octava parte del original. El Dr. Maligno posee una risa inconfundible y la irritante manía de entrecomillar el nombre de todos sus malvados proyectos, dos de sus señas de identidad que le hacen uno de los villanos más divertidos del cine.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales, General


0 Comentarios Enviar un comentario