Transformers, Otro Bajón

Autor: 1
Comparte este artículo
 transformers.jpg

Siempe que se sigue la trayectoria de alguna superproducción que promete reventar las taquillas, así como hacernos revivir momentos de la infancia, reecontrarnos con personajes que creíamos perdidos, y encima más nuevos , más grandes, mejores; siempre, como decía, que se crea esta expectativa, cuando llega el momento de ir al estreno luego sales con cara de tonto. Eso es exactamente lo que pasa con Transformers, a parte de los robots no hay absolutamente NADA más que ver, y dos horas viendo robots a mi me parece mucho.

Michael Bay dirigiendo y Spielberg produciendo, de esta combinación uno espera efectos especiales de lujo, espectaculares a más no poder, secuencias de acción trepidantes y mucho entorno destruible, generalmente ciudades. Sin embargo el productor tiene un prestigio que debería cuidar algo más, aunque claro, con lo que van a recaudar con esta película seguro que podrá comprarse otro.

Sin un reparto excesivamente potente, aunque en él figuren Jon Voight o John Turturro, ya que las estrellas son Optimus Prime y Megatron (su voz es la de Hugo Weaving), la historia podría haber tenido una cierta coherencia, algo que intentase conectar a la gente para que no se durmieran o se pusieran a pensar en qué estaría haciendo su novi@ mientras ell@s frikeaban durante un par de horas.

Producto de consumo para niños y adolescentes, envuelto en un papel de regalo carísimo que eleva su precio(o lo que es lo mismo, multiplica la recaudación) y hace que los adultos sientan curiosidad. MAL HECHO, todos sabéis que mató al gato.

Por supuesto, hay y habrá gente que pase de la veintena que pueda disfrutar de la película, pero también se darán cuenta de que esta cinta es la máxima expresión del cine ‘palomitero’, rayando en lo absurdo y sacando fuera de la escena al espectador. Yo tuve infancia, y veía Transformers, pero en la serie los capítulos duraban media hora.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General


1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar

    Estoy totalmente de acuerdo, la coerencia se perdia en su totalida… ej: cuando se va la energia en la casa, luego regresa y nadie parece notar la diferencia, y a pesar de tener energia el padre del chico dice que tienen un transformador dañado…

    Por otra parte lo que realmente me molesto, fue el hecho de que es la pelicula que más marketing subliminal muestra de todas las que he visto en mi vida… CAMARO, EBAY, EBAY, EBAY, GMC, CAMARO, GMC…

    Si alguién la tiene el valor de volverla a ver, por favor anote cuantas veces se repite o muestra cada una de esas marcas.