La crisis de la cultura, segunda parte

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Continuando con el artículo anterior, sin duda que la crisis de la cultura literaria y cinematográfica en Europa es preocupante, y es por ello que la última de las discuciones respecto de si hay o no una cultura literaria versus una cultura del cine en la misma toma importancia y se transforma poco a poco en algo importante para muchas esferas de la sociedad.

Camara Kodak


Con todo, parece ser que la discusión tomo revuelo poco a poco y se comentó en distintas oportunidades si existe o no una cultura moderna en España, y es así como uno de los cineastas famosos como lo es Vicente Aranda, de inmediato se defiende señalando que no se trata de no tener talento, sino que lo que se está buscando es la existencia de un Hitchcock, y eso es absurdo. Señala además que siempre una película será mejor que una novela, pues el 50 con el montaje y cuando hablamos de las novelas literarias, las licencias son demasiado grandes, por lo que resulta bastante barato hacerlo. Respecto de este último podríamos discrepar un poco, y es que la realidad nos ha mostrado que efectivamente existen obras literarias que han sido materia de diferentes películas, pero que lamentablemente en ninguna de estas obras se han logrado acaparar la profundidad de las obras originales, y eso muchos nos ha resultado algo sorprendente, pero realista.

Difícilmente podríamos generalizar que la crisis cultural en lo que respecta al cine se deba a un mal montaje de obras literarias clásicas, o incluso de aquellas obras que han sido más modernas pero que por la cantidad vigente afecta a las mismas se convierte en modelos a seguir, pues en estricto rigor tanto el cine como la literatura son ámbitos distintos de expresión donde quienes desarrollan estas labores tienen la oportunidad de ofrecer a la audiencia un mundo nuevo de sensaciones y emociones por medio de las cuales representan o entregan un determinado contenido que de otra forma sería imposible hacerlo, por ello la critica simplemente debe orientarse a la falta de creatividad por parte de los cineastas para entregar un contenido real y tangente, y no limitarse al reproducir obras anteriores que han sido además integradas en formato literario, donde como bien dice Aranda las licencias son excesivas y es en definitiva un mundo aparte.

imagen

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario