Crítica Cowboys & Aliens: divertida propuesta con Harrison Ford y Daniel Craig

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Ya se ha estrenado en nuestro país Cowboys & Aliens, el último gran estreno comercial de este verano, pero que no ha tenido muy buena acogida en los Estados Unidos. De hecho, por ahora está siendo un gran fracaso comercial. Al final, no ha cuajado esta adaptación de un cómic ideado por Scott Michael Rosenberg que mezcla dos mundos tan géneros tan diferentes como el western y la ciencia ficción. Aunque al final, lo que nos encontramos es un western, muy al estilo de las obras de Sergio Leone, sólo que aquí los enfrentamientos son entre vaqueros y aliens.

cowboys-and-aliens-cartel< /p>

La película ha sido dirigida por Jon Favreau, que tras el buen sabor que nos dejó detrás de las cámaras con “Ironman”, regresa con esta extraña y excéntrica mezcla que, a pesar de contar con un argumento casi nulo y con momentos bastante ridículos, hay que reconocer que ha conseguido una cinta bastante entretenida con momentos bastante espectaculares. Eso sí, es de estas películas que hay que ir con el cerebro apagado, coger un cargamento de palomitas y disfrutar sin ninguna pretensión ante el espectáculo de efectos especiales y acción que se sucede en la pantalla.

El principal problema de esta rareza es que desaprovecha un elenco protagonista de gran nivel, llegándose a preguntar uno que hacen dos actores de la talla de Harrison Ford (“Único testigo”, “El retorno del Jedi”, “Lo que la verdad esconde”) y Daniel Craig (“Resistencia”, “La brújula dorada”, “Invasión”) en este filme (más allá de recibir un generoso cheque). Harrison Ford vuelve a compartir pantalla con el agente 007, tras la sobresaliente Indiana Jones y la Última Cruzada. En aquella ocasión compartía papel con Sean Connery, y ahora con el actual espía inglés. Más allá de esta curiosidad, Daniel Craig vuelve a demostrar que no es un actor muy expresivo, incluso frío para el espectador, y carece del carisma de su compañero. Harrison Ford sin sobresalir mucho, siempre destaca con su sola presencia.

cowboys-y-aliens-escena

La película nos sitúa en Arizona, en 1873. Un extraño (Craig), que no recuerda su pasado, acaba por casualidad en el duro y desértico pueblo de Absolution. La única pista sobre esta misteriosa historia es un grillete que lleva enganchado en su muñeca. Pronto descubre que los forasteros no son bienvenidos en Absolution y que nadie mueve un dedo en sus calles sin que se lo ordene el Coronel (mano de hierro) Dolarhyde Ford. Es un pueblo que vive sumido en el miedo. Pero Absolution está a punto de experimentar un pánico incompresible cuando la desolada ciudad es atacada por unos maleantes desde el cielo. Haciendo un gran ruido y a una impresionante velocidad, las luces cegadoras abducen a los indefensos uno a uno, desafiando todo lo que los residentes conocían hasta ahora.

Ahora, el extraño que rechazaban es su única esperanza de salvación. Este pistolero, según va recordando quién es en realidad y dónde ha estado, se da cuenta de que tiene un secreto que puede darle al pueblo una oportunidad para enfrentarse a los alienígenas. Con la ayuda de la escurridiza viajera Ella (Olivia Wilde), logran reunir a un grupo de antiguos rivales: los ciudadanos, Dolarhyde y sus chicos, los bandidos y los guerreros apache, todos ellos en peligro de ser aniquilados. Unidos contra un enemigo común, se prepararán para un épico enfrentamiento por la supervivencia.



Cowboys & aliens nos ofrece una extraña mezcla, con un guión bastante absurdo y con poco interés, pero que sin embargo sabe ofrecer momentos muy divertidos. A pesar de desaprovechar el talento de sus destacados interpretes, sabe captar el interés de todos aquellos que busquen una película de ciencia-ficción, con tintes de western. Decepciona porque prometía bastante más, pero no deja de ser una entretenida película para pasar el rato.



0 Comentarios Enviar un comentario