Crítica "Conan, el bárbaro": Lejos del original

Autor: 1
Comparte este artículo
Este fin de semana se estrena el remake de “Conan, el bárbaro”, una una incursión del personaje y mundos creados por Robert E. Howard. La película lamentablemente se queda muy lejos de la original y decepciona en muchos de los aspectos de su propuesta. Al menos, ofrece una entretenida aventura, pero poco más podemos destacar.

El primer fallo seguramente haya sido confiar la dirección de la película a un director como el alemán Marcus Nispel (“El guía del desfiladero”, “Viernes 13”), que, al menos por ahora, ha demostrado con sus películas ser bastante mediocre. La historia de Conan da para ofrecer una historia muy atractiva y ofrecer un argumento realmente interesante para el espectador. Justo lo que no ha hecho, limitándose en ofrecer una cinta cargada de acción y sangre, y con un ritmo muy irregular y en la que se notan muchos fallos importantes. Parece que se ha limitado en ofrecer una película de aventuras, dejando de lado el guión, porque es una sucesión continua de combates, que por cierto están muy mal rodados, habiendo momentos en los que no se aprecia nada. Estamos ante una de esas películas que opta por ofrecer planos cortas con continuo movimiento que tanto nos marean. Además, los efectos especiales son bastante mediocres.

Conan-escena

Tampoco hay un buen trabajo en la dirección de los actores, que en ningún momento conectan con el espectador. Dan ganas de llorar cuando comparamos la banda sonora de este remake y la brillante de la original compuesta por Basil Poledouris. De lo poco que se salva es la labor de maquillaje y algunos escenarios. Muy poco para una película que pretendía actualizar un clásico de las películas de aventura y espadas de los 80.

Del elenco protagonista poco que destacar también, Jason Momoa, en el papel de Conan, aporta su espectacular físico y ya, puesto que su expresividad puede competir de tú a tú con de Gobernator. Del resto de actores tampoco vamos a destacar a nadie, porque se encuentran al mismo nivel.



La película nos trae una búsqueda que comienza como una vendetta personal para el feroz guerrero cimmerio no tardará en convertirse en una épica batalla que lo enfrentará a descomunales rivales y horrendos monstruos. Contra toda esperanza de victoria, Conan se dará cuenta de que es la única posibilidad de salvación de las grandes naciones de Hiboria frente a la invasión de un mal sobrenatural.

“Conan, el bárbaro” es, objetivamente hablando, una película bastante mala, en la que hay poco que salvar de la quema y que duele especialmente cuando es el remake de una película clásica del género. A pesar de contar con muchos más medios, falla en recrear el maravilloso mundo de Conan y se limita a ofrecer una sucesión de gore y escenas sin mucho orden y sentido, rodadas como si fueran un videoclip, y lejos del carácter épico que hubiéramos deseado.



1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    Dani

    La verdad es como la original no habra otra igual y respecto a los actores,Arnold nacio para hacer Conan ya que como el es parco en palabras