Buried, una obra maestra

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La película Concursante de Diego Cortés realizada hace tres años fue un desastre. Por ello, nada nos hacía pensar que esta nuevo película del director, Buried (Enterrado) iba a ser una auténtica obra maestra.

buried

El cine español siempre es criticado por falta de profesionales, tanto directores como actores. Pero Buried ha dado la vuelta a muchas películas americanas. Aunque se trata de una película de suspense, se puede ver el tono crítico de Cortés.

Una película de bajo presupuesto que va a recaudar mucho por lo que tendrá grandes ganancias. Tan sólo usa un escenario, un ataúd, y tan sólo un personaje, Paul Conroy (Ryan Reinolds), aparte de las voces de otros personajes con los que se comunica por teléfono.

La película traba sobre Paul Conroy, un transportista estadounidense que se encuentra en Irak llevando materiales de primera necesidad para una sociedad en guerra. Él y sus compañeros serán atacados por insurgentes-terroristas-delincuentes. ¿Por qué nombro estos tres adjetivos? Porque en la película se pondrá de relieve dicho debate, si son terroristas o simplemente gente que ha perdido a su familia, sus casas, por la guerra y la invasión norteamericana.



La vida de Paul Conroy dependerá del pago de un rescate que nunca llegará ya que el gobierno estadounidense no admite en su política el pago de rescate de rehenes. También dependerá de lo que hagan los servicios de seguridad por encontrarle. Para que se desarrolle este escenario Paul cuenta en el ataúd con un móvil, un mechero, una navaja y linternas.

En cuanto a la elección del protagonista, Ryan Reinolds, podía parecer una mala elección debido a la limitación de este actor, casi siempre realizando papeles para películas cómicas. Pero en Buried nos ha demostrado que puede enfrentarse con gran profesionalidad a otros papeles. Reinolds sabe transmitir los momentos de angustia, tensión y desesperanza.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Cine español


0 Comentarios Enviar un comentario