>Cosas del Cine

Templario: acción, aventuras y mucha sangre

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Hoy se estrena “Templario”, una divertida película de acción y aventuras, que a pesar de contar con un presupuesto bastante reducido sabe ofrecer bastante diversión a todos aquellos que le den una  oportunidad. Batallas, escenas muy espectaculares y mucha, mucha sangre en esta cinta histórica que nos sitúa en el siempre atractivo medievo inglés, concretamente en la época del malvado y excéntrico rey Juan I de Inglaterra.

Templario-cartel

La película ha sido dirigida por el también productor Jonathan English (“Minotaur”, que a pesar de su poca experiencia detrás de las cámaras nos ofrece una más que digna película que gustará y mucho a los amantes del género y aquellos que busquen una divertida película con mucha acción y luchas. La película ha contado con un presupuesto bastante bajo si lo comparamos con otras películas del estilo (25 millones de dólares), pero a pesar de ello ha sabido ofrecer una film histórico bastante épico e intenso, gracias sobre todo a unas escenas de acción y combates muy bien solventados. Eso sí, no apta para estómagos sensibles, ya que hay desmembramientos, sangre y escenas duras reflejadas con todo realismo. Precisamente ese exceso de violencia puede ser interpretado como algo negativo, pero intenta reflejar una época histórica donde la violencia estaba a la orden del día.

Eso sí, se nota durante todo el metraje que ha ido cogiendo elementos y escenas muy al estilo de clásicos recientes del género como “Braveheart”, “Gladiator”… y ahí sí que se nota la diferencia de medios, por lo que puede dar una sensación de cinta de serie B, pero eso sí con muy buenos resultados. Se echa en falta también una mayor profundidad en el desarrollo de unos personajes que daban para mucho más, reduciéndose al final la película en una sucesión de escenas violentas y un tono bastante épico en todo momento.

Templario-Paul

El elenco de actores es realmente notable, con grandes nombres, pero que con tanta batalla y pelea no tienen casi tiempo para el lucimiento personal en la actuación. Destaca Paul Giamatti (“Resacon 2, ¡Ahora en Tailandia!”, “El ilusionista”, “Entre copas”) en su papel del temible monarca, un siempre solvente Brian Cox (“Braveheart”, “The ring”, “Troya”) y James Purefoy (“Resident Evil”, “Solomon Kane”) en el papel protagonista.

La película nos sitúa en el año 1215. El rey Juan I de Inglaterra se ha visto obligado a firmar la Carta Magna. Furioso, recluta un despiadado ejército de mercenarios que empieza a arrasar el país para restaurar la monarquía absoluta. Tan solo un grupo de caballeros reunidos por el barón Abany y atrincherados en el castillo de Rochester se interpone entre él y la victoria. Junto a ellos, Marshall, un caballero templario atormentado por la culpa ante las atrocidades que cometió durante las cruzadas, y unos mercenarios entre los que se encuentran Beckett y el joven Guy. En medio de la batalla, Marshall deberá lidiar además con sus florecientes sentimientos hacia Isabel, la hermosa señora del castillo y esposa de Reginald de Cornhill.



Templario llega sin hacer mucho ruido, pero ofrece una cinta bastante entretenida y no exenta de momentos espectaculares gracias a un buen trabajo en lo técnico. Se echa en falta un mayor desarrollo de la historia, pero tampoco se puede pedir todo a una cinta bastante humilde en medios. Cine palomitero perfecto para disfrutar en verano.



0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar