Sang Woo y su abuela, lecciones de educación infantil

Autor: 1
Comparte este artículo
Sang Woo y su abuela se ha convertido en una de las películas más tiernas de los últimos años, llevando a su directora a una fama internacional.

Sang Woo abuela

Un niño de 7 años acostumbrado a vivir entre las comodidades de la ciudad y con el favor continuo de su madre que, al no tener tiempo para él, le concede todos los deseos, es normal que cuando le proponen ir a vivir un tiempo con su abuela al campo, donde no hay nada y las casas son pobres y prácticamente no cubre ni las necesidades mínimas, se ponga hecho una fiera.

Sang Woo no quiere ni acercarse al bonito paraje donde vive su abuela, una mujer de unos 80 años de edad, prácticamente sorda y con muchos problemas de movilidad por una enfermedad ósea degenerativa, pero que a pesar de eso, es totalmente autónoma y no necesita de ninguna ayuda para sobrevivir por ella misma.

Ya en el viaje de ida, Sang Woo lo pasa todo quejándose a su madre, que no quiere ir con la abuela porque es aburrido, y allí no tendrá ni amigos, ni televisión, ni video consola, ni siquiera luz por las noches, ni lavabo, de hecho, no tendrá prácticamente más que un suelo donde dormir y una mesa donde comer.

Los primeros días serán muy duros para Sang Woo, pero gracias a los juguetes que se llevó de la ciudad y una pequeña consola portátil, podrá pasar los días algo más entretenido. Pero lo que más entretendrá al pequeño será molestar a su abuela en las tareas diarias, que criticará, se quejará de ellas, las que haga, las hará mal, y no comerá nada de la comida de su abuela.

Pese al mal comportamiento del niño, la abuela sigue haciendo sus tareas con calma y paciencia, sin quejarse al niño, ni castigarlo y aún más, se dedica en cuerpo y alma a proporcionarle todo lo que necesita aunque él no lo acepte e incluso lo rechace de la manera menos educada que se pueda imaginar para un niño de 7 años.

Pero el comportamiento de Sang Woo irá cambiando con el tiempo, e incluso conseguirá hacer “amistad” con dos niños vecinos, Cheol-e y Hae Yeon. Sang Woo se transformará del niño maleducado y quejoso del inicio a un niño mucho más educado, preocupado por lo que le rodea y que conseguirá enternecer al público.

Dirigida y escrita por Lee Jung-Hyang, aprovechó parajes rurales de su país natal, Corea del Sur para crear esta tiernas película que nos ofrece un método de educación muy diferente al convencional en tan solo 87 minutos de metraje, pero tan rellenos de grandes momentos que hace que no nos quedemos con sabor a poco. Kim Ul-Boon, la abuela, hace un magnífico papel, al igual que el pequeño Yoo Seung-Ho, que interpreta a Sang Woo.

Tierna aunque muy dura en algunos momentos, llegó a nuestros cines hacia finales de 2002, y aunque en su paso por la gran pantalla no recogió mucho éxito, el boca-oreja que se ha ido haciendo durante los siguientes años entre los afortunados que la pudieron disfrutar en su momento, ha hecho de esta película un referente del cine coreano de las últimas décadas.

Imagen de wikipedia

Por:
Etiquetas:
Categorías: Cine independiente, General


1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    Enid

    Tengo el privilegio de tener esta cinta y me gusta mucho; tiene la capacidad de hacerte reflexionar, enternecerte, a la vez que proporciona un mensaje profundo acerca del respeto hacia los ancianos, los valores..¡en fin!
    Para mí en lo personal constituye un material obligado para las nuevas generaciones.
    La recomiendo ampliamente.
    Saludos 🙂